Divulgación de la ciencia a pie de montaña y de mar

viernes, 2 de marzo de 2012

¿Interesa tener castores en el Ebro?

Los castores europeos (Castor fiber) son los roedores más grandes de eurasia y están muy ligados a las riberas de ríos y otras zonas de agua donde construyen sus características presas o diques. En el interior de estas formaciones suelen construir su madriguera aunque a veces también la sitúan en uno de los márgenes del curso acuático. Gracias a sus poderosos incisivos son capaces de derribar árboles con los que construyen estos diques y que a su vez les proporcionan alimento.

Castor europeo (Castor fiber)

Estos animales han vivido en la península ibérica hasta hace no mucho tiempo. Hay restos de castores en yacimientos arqueológicos (incluso en Atapuerca) y los últimos registros de la especie como residente datan del siglo XVII lo que demuestra que no es una especie ajena a nuestros ríos y si no fuera por la importante persecución que sufrieron por su piel y por una secreción glandular llamada castoréo muy cotizada en artículos de perfumería, además del deterioro de los hábitats acuáticos, muy posiblemente el castor hubiera mantenido poblaciones viables hasta la actualidad.

Pues bien, desde el año 2000 se tiene constancia de la presencia nuevamente de castores en la cuenca del río Ebro gracias a una suelta ilegal (acto reprovable y condenable) de unos ejemplares que provinieron de un centro de cría en cautividad alemán. A partir de ese momento la población de estos roedores ha ido en aumento. La respuesta de los gobiernos de Navarra y Aragón, lejos de celebrar un aumento en la biodiversidad de sus comunidades, ha sido promover campañas de erradicación con el resultado de unos 100 ejemplares eutanasiados hasta la fecha.

Pero, ¿por qué quieren exterminar a una especie que hasta hace muy poco vivía en nuestros ríos y que aporta diversidad a nuestros ecosistemas? Si me apuran hasta se trata de un animal que cae simpático a la mayoría de la gente. Además, en el Ebro hay otras especies introducidas igualmente que son mucho más dañinas y con ellas no se hace absolutamente nada. Pues la respuesta es sencilla. El castor es una especie prioritaria para la unión europea que cuenta con planes de reintroducción en más de 25 paises europeos y que de quedarse en España, conllevaría la obligación de crear un plan de conservación que gestionara todos los ecosistemas de ribera del río Ebro. Esto significa un enorme gasto que por lo visto no está previsto asumirse y además este plan de conservación entraría en confrontación con proyectos de urbanización, cultivadores de chopos, etc. Entonces ¿cúal es la solución de los gobiernos de Navarra y Aragón? Acabar con el castor definitivamente. Es una solución cobarde y triste que atenta directamente contra nuestra diversidad histórica y actual pero ya sabéis eso que dicen: muerto el perro se acabó la rabia.

1 comentario:

  1. Está claro que los intereses económicos van una una vía que no es mediambiental :(

    ResponderEliminar